La concienciación por el cuidado de la naturaleza no deja de aumentar entre las diferentes sociedades  y gobiernos, que comienzan a tomar cada vez más medidas para la protección del planeta. Del mismo modo, los ciudadanos a menor escala han ido asumiendo la importancia de mantener hábitos y conductas favorables a la protección del medio, muy especialmente en lo que se refiere al reciclaje y la reutilización.
A pesar de esto, y si bien es cierto que la concienciación sobe el reciclaje se basa principalmente en materiales como el papel, las pilas, el vidrio, o el plástico, existen otros productos cuya reutilización o recuperación no suponen una prioridad para la mayoría de las personas, como sucede en el caso de los desperdicios tecnológicos. Craso error, ya que estos residuos, que suponen más del 1% de los materiales sólidos del mundo,  representan un gran peligro para el planeta por la alta toxicidad de los materiales de los que se encuentran fabricados, y por su circulación, cada vez mayor, en el mercado.
A este respecto, un gran número de países han establecido diversas leyes para intentar controlar la forma en la que los habitantes de cada zona se deshacen de los residuos tecnológicos, de cara a evitar que este tipo de basura vaya a parar a vertederos locales o a otras zonas de riesgo para el medio natural, aunque sin duda, el paso fundamental es la concienciación a nivel individual de sus usuarios.
Para favorecer la protección de la naturaleza, y su equilibrio con el desarrollo de nuevas tecnologías, conviene seguir unos sencillos consejos:
  • Alarga la vida útil de los dispositivos tecnológicos. Compra productos de calidad para aumentar su duración en perfecto estado y optimiza los resultados de tu dispositivo manteniendo conductas correctas de limpieza y cuidado. No cambies un aparato que aún funcione por otro sólo por estar a la última, y recuerda que un consumo responsable favorecerá tanto la protección de los recursos naturales como evitará un exceso de basura innecesaria.
  • Compra dispositivos reciclados y vende los objetos que ya no quieras en la red. En páginas de anuncios de internet, donde podrás acudir tanto si quieres comprar cualquier Smartphone de segunda mano como si buscas una casa de alquiler en la red, podrás vender y comprar aparatos tecnológicos que ya no utilices o que necesites, e incluso piezas sueltas. Evitarás que numerosos dispositivos que aún pueden ser reutilizados acaben en la basura.
  • Recicla. El paso fundamental para mantener un buen hábito ecológico en relación a los dispositivos electrónicos es el reciclaje, de este modo contribuiremos positivamente con el cambio climático.  Los aparatos tecnológicos contienen elementos muy tóxicos, como el plomo o el mercurio, que pueden llegar a dañar en profundidad el medio ambiente, por lo que resulta básico contactar con los fabricantes para saber como reciclar su producto, o buscar en anuncios online alguna empresa de basuras que se ocupe de su desaparición de forma sostenible.
  • Dona lo que ya no necesitas. Antes de remplazar un dispositivo busca a alguien a quien pueda interesarle, como los colegios o los talleres para enseñar a personas sin recursos. Ayudarás al medio natural y conseguirás que tus antiguos aparatos sirvan a algún fin social y para mejorar la vida de otros.
  • Apaga siempre tus dispositivos. Siempre que no te encuentres utilizando tu sobremesa, portátil, o cualquier otro aparato electrónico, apágalo completamente, evitando las cargas fantasma que se producen al dejar la lucecita roja encendida. Evitarás un desgaste innecesario de tus dispositivos, con su consecuente rotura antes de tiempo, y cuidarás de la energía del planeta.

0 comentarios